¡Deja de ayudar a Dios!
Organización Sicológica y Espiritual de Ayuda Social - "Yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré" Jeremías 33:6a
RSS Become a Fan

Recent Posts

HOY ES EL DIA
Fantasmas del pasado
¡Deja de ayudar a Dios!
¿Ya sabes donde dejaste a Dios?
Estudio fenomenológico sobre la Infidelidad

Categories

Infidelidad
Matrimonios
Rechazo
Reflexiones de fe cristiana
Sanidad Interior

Archives

March 2012
May 2011

powered by

Luisette Blog

¡Deja de ayudar a Dios!

¿Te has sentido estancado(a)?  ¿Has sentido alguna vez que por mas que te has esforzado en el ministerio de Cristo, parece que has estado peleando solo(a)?  Y como si eso no fuera suficiente, se levantan luchas que solo te desmoralizan y te frustran por parte de los que esperabas que te apoyaran.  Sientes que el aguijón de tu carne que te abofetea a diario, se ha convertido en el burlón que te dice ¿y dónde esta tu Dios?   

Miras hacia a tras y preguntas si ha sido tiempo perdido, si ha valido la pena.  Pareciera que todas aquellas profecías sobre ti y todas esas promesas de Dios se fueron como agua entre las manos.  Piensas que Dios se le olvido y crees esa horrorosa mentira de que fuiste descartado, que dejó de amarte o que te ha echado a la basura.  Dan ganas de llorar amargamente ¿no es cierto?  Sólo resta echarle la culpa a Dios, enojarte con El e ignorarlo diariamente.  

Antes de que tomes una decisión camina conmigo dentro de tu corazón hacia otro ángulo.   Demos siete largos pasos lejos del ti mismo (a).  Mientras más lejos.. ¡mejor!  Sal de ese espantoso armario de la autocompasión y quejabanza, allí donde yacen el calzado y las medias viejas del camino.  Ese armario necesita urgentemente ser perfumado con ungüento de nardo que limpia la tierra del camino mediante la adoración, alabanza y acción de gracias.  

Cuando saques tu mirada de ti mismo(a) y la fijes en El, tendrás una nueva perspectiva.  Mientras te mires a ti mismo(a), te moverás en lo terrenal y lo natural.  No veras soluciones y alternativas creativas o milagrosas.  Recuerdas a Abraham… un caluroso dia lo sacó fuera de su tienda… pero si no sale se pierde el paso de Jehová y su oportunidad de interceder por Lot.  Cuando lo mires a El, te darás cuenta que estarás en mayores momentos de quietud, sin ese agite desesperante, esperando sus instrucciones para un mover estratégico y acertado.  Mira a Israel el pueblo de Dios cuando le dice, “Permaneced quietos y conoced que YO SOY DIOS… Y versículos más tarde le cae a pedrá limpia a los enemigos de Israel.   Mantenerse quietos cuando vienen los enemigos… suena absurdo… lo se.  Pero es real... oportuno y milagroso.  Te lo digo yo, que por cabezona he estado aprendiendo esto muy tarde en mi vida.   

Ahora que saliste de ese apestoso “closet”. Mira el cuarto... ves que muchas cosas Dios quiso traer cuando estaba de mudanza a tu corazón.  Pero le negaste traer mobiliario nuevo, queriendo mantener esos viejos muebles llenos de chinches.  Quisiste ayudar a Dios poniéndole un manto remendado de excusas, encima.  Mira con atención todas las veces en las que te moviste a ayudar a Dios.  Dijiste: “no saques eso ahí, esto otro tal vez te deje moverlo”, “voy a hacer esto o lo otro a mi manera… si me sale bien era tu voluntad, y si no, no”.  Mira bien cuantas movidas has hecho con el orden incorrecto.  Movidas en las que no oraste primero o ¡peor!… no supiste esperar y tomaste la decisión sin EL.    

En algunas ocasiones esas riesgosas movidas tuvieron algún resultado, quizás te salió bien pero en otras el desenlace fue fatal.   Me recuerdas a Moisés tratando de ponerse el vestido de redentor, fuera del tiempo de Dios.  Que trajo como resultado la muerte de un egipcio. Has estado tratando de hacerlo todo a TU manera.  Y las bendiciones no se alcanzan a nuestra manera, ni en nuestras propias fuerzas sino a la manera de Dios. ¿Sabes qué? La vida y el propósito de Dios sobre nosotros se estanca, cuando tratamos de ayudar a Dios.  

Mira a Sara cuando quiso ayudar a Dios…  Usó a Agar y hoy en dia esos dos pueblos se miran con odio y guerra.  Mira a Rebeca cuando quiso ayudar a Dios… queriendo la ayuda de sus dioses, escondió ídolos y trajo sobre ella maldición. Mira a Usías cuando quiso ayudar a Dios… Intentando salvar el arca del pacto, desobedeció el mandato de no tocar el arca santo y al instante cayó muerto.  Mira Raquel cuando quiso ayudar a Dios, engañando a Isaac… hizo que Esaú aborreciera hasta la muerte a Jacob.   

Ven conmigo lavémonos la cara, en particular los ojos.  Trae a memoria, abre tu entendimiento… recuerdas esa ocasión que quisiste ayudarlo… Tenias muy buenas excusas:   
“Para salvar tu buen nombre… Para salvar tu matrimonio...  Para hacer que el ministerio creciera… Para que tus [email protected] vieran que eras mejor proveedor(a) que tu ex...  Para conseguir el dinero que debías…. Para alcanzar el trabajo que anhelabas… Para tener el éxito con el que soñabas…” 

Pero el resultado fue desastroso, fue muerte, fue maldición y amargura de espíritu.  El resultado fue fatiga de la carne, el resultado fue trabajar para Dios, pero sin Dios...   

¡Para, detente! Suspende y abandona esa mala costumbre de ayudar a Dios. ¡No es bíblico ese refrán puertorriqueño que dice: “ayúdate que yo te ayudaré”!  Sí el nos habla de que nos movamos en fe… pero en obediencia a SUS instrucciones.  La Biblia dice: “Clama a Mi, que Yo te responderé… y haré cosas grandes… que tu no conoces”.  

¿Hacia quién has erigido tu altar? ¿Qué fuego lo consume?  ¿Será el fuego del Espíritu que como la zarza ardía pero no se consumía? O ¿Será ese fuego humano y carnal que fatiga mediante cargas que no vienen de Dios, disfrazadas de "tengo que"?  Cuando nos presentamos en adoración viva delante de Dios, levantamos altares en los cuales viene a morar diariamente el Espíritu Santo.  Allí a solas y en la intimidad con EL comienzan a suceder cosas a favor nuestro. En la medida que le reconocemos a El como Dios y como Señor, su esencia comienza a operar en lo espiritual y en lo natural.  Descubre quien es Dios. 

Dios dice de si mismo: 
 1.    Yo Soy tu escudo… Yo soy el Dios Todopoderoso.. el Dios omnipotente 
 2.    YO SOY EL QUE SOY. Yo soy JEHOVÁ. Quien os sacó de debajo de las tareas pesadas de Egipto.  
 3.    YO SOY Jehová tu sanador. Soy quien te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 
 4.    YO SOY Fuerte, celoso 
 5.    YO SOY santo 
 6.    Yo soy Dios, y no hay dioses conmigo; Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano.
 7.    YO SOY Dios de los montes. 
 8.    YO SOY tu Dios que te esfuerzo. Soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. 
 9.    YO SOY el Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador.  Yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.  Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios. 
 10. YO DIOS te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados. 
 11. YO DIOS te enseño provechosamente, y que te encamino por el camino que debes seguir. 
 12. YO SOY Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?   

 Esto es solo extraído de los primeros 10 libros de la Biblia… ¡cuanto más dice de si mismo para tu vida si sigues estudiando la Biblia!.  ¿Viste que diferente se ve todo desde este otro ángulo?   

Por fa... No ayudes más a Dios, medita en lo que EL es.  Reconócele. Levanta un altar en tu corazón para EL.  Adórale, medita en EL.  Enamórate de El.  Y El desatará sobre ti TODO lo que ha prometido, todo lo que ha declarado sobre ti, tu llamado, el ministerio, la iglesia, tu familia y tus generaciones.  Y arrancará de la mano del enemigo todo lo que en SU voluntad, te entregó con el sacrificio de Cristo.  Allí están tus sueños listos para completarse.  Allí están LOS sueños que EL tiene sobre ti y tu propósito divino a punto de cumplirse con su santo dedo en el reloj que detuvo por tu causa.  Este es el año del cumplimiento… En especial, si dejas de meter tu mano y comienzas a buscar SU fuego… de rodillas.     

5 Comments to ¡Deja de ayudar a Dios! :

Comments RSS
Liz on Monday, May 09, 2011 11:30 PM
Wow! me encanto, excelente, hermoso, poderoso, edificante, lo recibo en el nombre de Jesús . Dios les continue bendiciendo y utilizando y llenando de unción a la persona o las personas que directa y/o indirectamente fueron parte de este artículo. :)
Reply to comment


Ashcraft on Friday, October 21, 2016 9:05 PM
Combine that aided by the undeniable fact that over 1 million companies use it while realize that businesses are seriously purchasing this.
Reply to comment


mr hami on Wednesday, May 09, 2018 6:46 AM
encanto, excelente, hermoso, poderoso, edificante, lo recibo en el nombre de Jesús . Dios les continue bendiciendo y utilizando y llenando.
Reply to comment


migliori orologi replica on Saturday, July 14, 2018 6:08 PM
It seems like the drastic change in our environment made the people become less happy with their life.
Reply to comment


kopiene klokker til salgs on Monday, July 16, 2018 7:52 AM
Your Blog Posts About Online Dissertation Help Are Superb.
Reply to comment

Add a Comment

Your Name:
Email Address: (Required)
Website:
Comment:
Make your text bigger, bold, italic and more with HTML tags. We'll show you how.
Post Comment
Website Builder provided by  Vistaprint